Nuestros plátanos

Cultivo

¿Cómo crecen?

Con mucho mimo y cuidado

Para quien no lo sepa o nunca se lo haya preguntado, el plátano no crece de un árbol.

 

Aunque no lo parezca, las plataneras no son árboles ni arbustos, son hierbas. La platanera es una mata o hierba gigante. Tiene un tronco ancho que está formado a base de capas y capas de hojas. Entre ellas se encuentran unos filamentos que consiguen que la planta esté llena de agua. Porque las plataneras requieren de mucho agua. Sus raíces no son muy profundas, se esparcen alrededor de la base. Es una planta que nos recuerda a las selváticas, con hojas anchas, grandes y muy verdes.

 

Pero si algo recuerda a la selva es la flor de donde nacen los plátanos. Es una flor gigante, entre rosa y púrpura que sale del fondo del tronco y que va trepando por él hasta que sale a la superficie y luego se deja caer como si de un péndulo se tratara.

 

Dentro de esta flor gigante residen los plátanos, al principio pequeños como dedos meñiques de una mano adulta. Este conjunto de plátanos que crecen por capas llamadas manos entre pétalo y pétalo de la flor se denomina piña.